Revista Internacional de Poesía "Poesía de Rosario" Nº 18
Reloj  
  Tapa
  EDITORIAL
  AUSPICIANTES
  POESÍA ARGENTINA
  Hugo Diz
  Alejandro Felix Raimundo
  Félix Leonardo Rodríguez
  Carlos Carbone
  Liliana Céliz
  Daniela Miño
  Eduardo Dalter
  Sergio Gioacchini
  Elena Boledi
  Gustavo Romero Borri
  Emilce Strucchi
  Yamila Greco
  Marcos Silver
  Juan Coronel Maldonado
  ANTICIPO EDITORIAL
  Permanencia - César Bisso
  HOMENAJE - ROBERTO SANTORO
  BIBLIOTECA POPULAR "POESÍA DE ROSARIO"
  BIBLIOGRÁFICAS
  El vuelo de la abeja - Jorge Isaías
  Intervalo lúcido - Lisandro González
  Lo albergado - María Paula Alzugaray
  Mientras tanto - Claudio Suárez
  Libro de Egipto - Leopoldo "Teuco" Castilla
  Zona de otros días - Hugo Francisco Rivella
  Deconstrucción de la mañana - Juano Villafañe
  Antología Argentina - Venezuela
  Memoria rota - Elena Boledi
  ENSAYOS
  Breve defensa de la poesía
  POESÍA BILINGÜE
  Remisson Aniceto
  Gabriel Impaglione
  POESÍA INTENACIONAL
  Miguel Ramón Utrera
  Josep Piella Vila
  Cesc Fortuny i Fabré
  Jorge Luis Gutiérrez
  Ulises Varsovia
  Contacto
  Noticias
  Comunicación con el EDITOR
  ENLACES RECOMENDADOS
  EDICIONES ANTERIORES
Intervalo lúcido - Lisandro González





 INTERVALO LÚCIDO de Lisandro González.

 
El acto escriturario no se compadece de la inimputabilidad ni de la pena que quien escribe padece en su estado más elevado de sanidad o demencia. La razón o la culpa se soslayan como un período inocuo de claridad en la ceguera.
Lisandro González lo sabe y encuentra ese interludio en la intensidad de un beso, la parsimonia de un paisaje, el azar del vínculo, lo cíclico del devenir cotidiano, el naturista acontecer, lo premonitorio y lo casual.
Intervalo lúcido es lo pertinente, lo que se busca, lo necesario, el vértice exacto entre lo que se desea y lo que se posee. Es la tregua, la cesación de todo lo que nos agobia, lo que nos hace uno y otro a la vez, suplantando la precisión de un tiempo que subyace de la demencia y la sanidad.
Ganador del premio José Rafael López Rosas 2007 otorgado por la Asociación Santafesina de Escritores, el nuevo libro de González continúa la línea poética de su inmediato antecesor, Hobbies de hotel, pero a diferencia de éste se trata de un trabajo menos conceptual, quizás más fragmentario, lo que no va en desmedro de la originalidad y calidad de la escritura, que se sigue sosteniendo con el paso del tiempo.
La poesía de Lisandro González no configura una poética de conflicto sino de reflexión, partiendo desde la aparente sencillez de las cosas para proyectarse en un plano mucho más universal. La sintaxis nunca es turbulenta sino que va resbalando en armonía junto a los desplazamientos pausados y persistentes de los vocablos disparados con precisión y economía, entretejiéndose una lírica que alterna historias casi cinematográficas con ciertos aires que la acercan a la estética del haiku.
González no olvida sus incursiones lúdicas por aspectos de la propia cotidianeidad que también lo hacen lector y tan fundamentales como el cine y el derecho. Los mismos son abordados desde lugares tan urbanos como insociables, tan coloquiales como esotéricos. Esta fusión jamás deja de lado su arte poético plagado de juegos estilísticos que coinciden con el verdadero decir de lo que se halla impregnado en los mejores designios. Quizá por ello, haciendo gala de su doble condición de literato y abogado, utiliza la cita de Vélez Sarsfield (Código Civil) como punto de partida de su libro pero sin llegar a convertirlo en el motivo central mientras hace un guiño a sus compañeros poetas en el poema “El hombre volvió al bar”, que cuenta la historia de un tipo que busca un paraguas en un bar donde se lee poesía (recordemos que durante largo tiempo González fue coordinador del ciclo Poesía en Los Bares de la ciudad de Rosario)
Intervalo lúcido se compone de cinco secciones bien diferenciadas: el espacio de la inocencia y la infancia se recrea en “Papeles personales”, donde se muestra la faceta más intimista y reposada de González; “Bestiario” bucea en remansos metafísicos y existenciales a través de la observación de ciertas criaturas, así lo vemos en Ocho (parado en el muelle) donde en un instante de vida de un sencillo pez se esconde el significado de la condición de la mortalidad.
 En cambio, Manteles al viento, comprende encuentros y desencuentros mucho más cotidianos, todas las escenas de amor parecen extraídas de alguna película; el homenaje se torna explícito en  A partir de “El sabor de la cereza” de Kiorastami. Por otra parte, se puede observar la inclusión de algunos poemas “gastronómicos” que ya figuraban en la antología Pulpa.
La sección “Intervalo lúcido” está colmada de reiteradas impresiones y reflexiones acerca del acto escriturario, el lugar del poeta en el mundo y su posteridad, destacándose particularmente la trilogía que repite deliberadamente el título. El poema rimado (Para la rima) introduce una disonancia en la lírica, un juego aparentemente inocente y absurdo que expone la dicotomía de la palabra como entidad vacía o generadora infinita de imaginación (“la frase que todo o nada te hace”)
Tal vez, “Cromático sombrío” incluya los poemas más trabajados del libro, la aparición del motivo del claroscuro, la recurrente utilización de la luz y las formas que la misma adquiere proyectándose, definiéndose o aniquilándose deshacen la trama ambigua de un sueño y su vigilia.
Los dos siempre presentes como la complementariedad del silencio y un decir demudado, un lugar donde ciertos recuerdos pasan a ser como una exultante hipérbole de la oscuridad: “hoy he venido a esparcir algo de ese dolor en esta luz ingenua que habíamos dejado prendida”
La resultante pertenece a la matriz más esperanzadora del ser humano la búsqueda incesante, la espera útil, la certidumbre de que algo ocurrirá entre los extremos, en definitiva, un “epílogo de luces”, algo que a pesar de todo nos exime y es lo que acontece por ventura, lo que sangra todo encuentro. Esa exención también redime.
 
Fabricio Simeoni – Fernando Marquinez
 
Reloj  
   
Publicidad  
   
Contador  
  Free counter and web stats  
Hoy habia 1 visitantes (46 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=