Revista Internacional de Poesía "Poesía de Rosario" Nº 18
Reloj  
  Tapa
  EDITORIAL
  AUSPICIANTES
  POESÍA ARGENTINA
  Hugo Diz
  Alejandro Felix Raimundo
  Félix Leonardo Rodríguez
  Carlos Carbone
  Liliana Céliz
  Daniela Miño
  Eduardo Dalter
  Sergio Gioacchini
  Elena Boledi
  Gustavo Romero Borri
  Emilce Strucchi
  Yamila Greco
  Marcos Silver
  Juan Coronel Maldonado
  ANTICIPO EDITORIAL
  Permanencia - César Bisso
  HOMENAJE - ROBERTO SANTORO
  BIBLIOTECA POPULAR "POESÍA DE ROSARIO"
  BIBLIOGRÁFICAS
  El vuelo de la abeja - Jorge Isaías
  Intervalo lúcido - Lisandro González
  Lo albergado - María Paula Alzugaray
  Mientras tanto - Claudio Suárez
  Libro de Egipto - Leopoldo "Teuco" Castilla
  Zona de otros días - Hugo Francisco Rivella
  Deconstrucción de la mañana - Juano Villafañe
  Antología Argentina - Venezuela
  Memoria rota - Elena Boledi
  ENSAYOS
  Breve defensa de la poesía
  POESÍA BILINGÜE
  Remisson Aniceto
  Gabriel Impaglione
  POESÍA INTENACIONAL
  Miguel Ramón Utrera
  Josep Piella Vila
  Cesc Fortuny i Fabré
  Jorge Luis Gutiérrez
  Ulises Varsovia
  Contacto
  Noticias
  Comunicación con el EDITOR
  ENLACES RECOMENDADOS
  EDICIONES ANTERIORES
Memoria rota - Elena Boledi

 

 
 
 
Memoria rota o la suma de todos los fragmentos
 
 
Quien tiene la suerte de conocer a Elena Boledi sabe enseguida que está delante de una poeta: y quiero decir ni más ni menos que se le nota, como se le puede notar a otro que es miserable o que es generoso. La poesía en Elena es Elena: sus miradas, sus gestos, sus silencios, sus correos, sus clases, su entusiasmo, esa sensibilidad que se le sale por los poros como una condición sin la que no es quien es. A flor de piel. Alborotada. Y ahora están sus versos para confirmarlo.
 
Aunque hace mucho que están sus versos: ¿se la imaginan a Elena sin escribir? Podemos imaginárnosla sin publicar, pero no sin escribir. Y al fin se ha decidido, después de vencer no pocas resistencias: fiel custodia de algunas voces que la atraviesan como espadas y la habitan sin tregua como sangre de su sangre (Federico García Lorca, Antonio Machado, Julio Cortázar… Luis García Montero entre las más jóvenes), creo que, entre otras razones,  esta reverencia la inundaba de timidez, la volvía escéptica, poco confiada en lo que ella tiene para decir y con sus palabras. Pero esto al fin y al cabo traicionaría el viaje del fuego que ha recibido y debe pasar, vehículo del gran Vehículo, eslabón de la gran Cadena, y sería pactar con el anti-rito o lo irreverente. Por lo que al fin ha cumplido y nos entrega sus versos,  el milagro de la palabra que borra espacios y tiempos, y ya es ahora y aquí.
 
Memoria rota es un libro subjetivo, libro hacia adentro, de intensas emociones y desgastados buceos.  El estallido de la vida o su conciencia o su memoria (“memoria rota”) y la persecución del hilo, la cifra, la letra, la solución del rompecabezas de la existencia, con el encuentro de algunas guaridas o refugios, como el amor. Soledad, nostalgia, intemperie, paraísos perdidos, extrañeza, exilio, infiernos, versus búsqueda o encuentro.
 
            La consigna es hurgar entre las sombras           la memoria   
hay que encontrar el jardín de la casa de la infancia (mi morada)
[…] 
porque la niña de algodones, la infanta coronada
no necesita corceles esta vez
para elevarse al cielo            para cruzar el umbral.
La muñeca de pelo largo y rojo irá con ella                                                                 
será su amuleto para enfrentar los espejos y romperlos y mezclarlos        como un rompecabezas.         
                    ["Buceadora del tiempo"]
 
 
Sombras y luces. Memoria rota o la suma de todos sus fragmentos: el eje del libro, su hilo de Ariadna, es esta memoria, finalmente la identidad, finalmente la tabla a la que aferrarse con firmeza para poder alzarse o defenderse hasta de ella. Si “Memoria rota” inicia el canto, “Renazco en mi memoria” lo cierra:
 
 […]
 
En cada tramo del camino tejo la historia de mis sueños
y me alzo en cuerpo y voz sobre cada derrumbe
                                           sobre cada certeza mutilada.
Me seduce la zozobra de la muerte en una primavera
cegada de presagios.
La doblego con la lealtad de mis volcanes
que no ceden el fuego ante el naufragio.
[…]
Renazco en mis urgencias
sometida al deseo que me alumbra
y me entrego a la promesa del sol
al puente que me cruza al otro lado
a la historia de una nueva mirada
que me empuja a armarme en los fragmentos
de mi memoria rota.
 
["Renazco en mi memoria"]
 
 
Memoria rota parece un libro romántico o neorromántico, pero no lo es, no lo es su ritmo, su música, su ceremonia exuberante aunque serena como una letanía, alargada como plegaria y misteriosa como rezo. Luego de haber leído uno de sus cuentos y mientras miraba un árbol deshojado en un París frío de diciembre, Julio Cortázar decía en una grabación: "es un día para no moverse de casa, para inventar ceremonias de interior". No hace mucho tiempo, cuando me lo contaba Elena Boledi, comprendí hasta qué punto su libro era fiel a esa consigna: palabra de poeta, vida de poeta, ritual de poeta.Poemas o “ceremonias de interior”:
 
[…]
La hora era una hora de un tiempo perdido
recuperado para mí en ese invierno junto al mar
donde sólo estábamos vos y yo
y una gaviota oscura que rondaba la playa
mientras el fuego nos encendía en una íntima celebración
de medianoche.
Cuatro velas que marcaban los meses del amor
dos copas que anudaban deseos
el viento que venía de la playa cercana
y adentro el fuego y la piel
la palabra y el libro
el libro nuestro de cada día
mientras crecían las caricias en una lenta efervescencia
de madrugada.
 
["Momentos y eternidades" ]
 
 
 
 
 
 
 
Y el rito se exterioriza, y se comparte. La voz de la poeta ya es ahora nuestra: ahora ya sus versos y  ahora ya nosotros, un poco mejores, enriquecidos, agradecidos.
 
                                                     Irma Emiliozzi
 
 
Reloj  
   
Publicidad  
   
Contador  
  Free counter and web stats  
Hoy habia 1 visitantes (48 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=