Revista Internacional de Poesía "Poesía de Rosario" Nº 18
Reloj  
  Tapa
  EDITORIAL
  AUSPICIANTES
  POESÍA ARGENTINA
  Hugo Diz
  Alejandro Felix Raimundo
  Félix Leonardo Rodríguez
  Carlos Carbone
  Liliana Céliz
  Daniela Miño
  Eduardo Dalter
  Sergio Gioacchini
  Elena Boledi
  Gustavo Romero Borri
  Emilce Strucchi
  Yamila Greco
  Marcos Silver
  Juan Coronel Maldonado
  ANTICIPO EDITORIAL
  Permanencia - César Bisso
  HOMENAJE - ROBERTO SANTORO
  BIBLIOTECA POPULAR "POESÍA DE ROSARIO"
  BIBLIOGRÁFICAS
  El vuelo de la abeja - Jorge Isaías
  Intervalo lúcido - Lisandro González
  Lo albergado - María Paula Alzugaray
  Mientras tanto - Claudio Suárez
  Libro de Egipto - Leopoldo "Teuco" Castilla
  Zona de otros días - Hugo Francisco Rivella
  Deconstrucción de la mañana - Juano Villafañe
  Antología Argentina - Venezuela
  Memoria rota - Elena Boledi
  ENSAYOS
  Breve defensa de la poesía
  POESÍA BILINGÜE
  Remisson Aniceto
  Gabriel Impaglione
  POESÍA INTENACIONAL
  Miguel Ramón Utrera
  Josep Piella Vila
  Cesc Fortuny i Fabré
  Jorge Luis Gutiérrez
  Ulises Varsovia
  Contacto
  Noticias
  Comunicación con el EDITOR
  ENLACES RECOMENDADOS
  EDICIONES ANTERIORES
Hugo Diz


DILEMA DE LA NIÑA
 
Empañaba el espejo
con su aliento
 
y así
podía verse
 
como todos le decían 
que había sido
 
cuando joven
 
 
COMO UNA BELLA MUJER
 
Irrumpe
una botella
en una mesa
 
como si fuera
una bella mujer
 
y altera
-como una bella mujer-,
todo lo que fluye,
 
y como una bella mujer
quizás lo deje fluir
 
                                      otra vez.
 
 
EN LAS PUERTAS
 
 
En las puertas
de esa casa olvidada, señora,
yo juré por mí, por todos los santos,
que no dañaré cigarras,
que no partiré semillas,
que no cavaré fosas,
y lo hice por amor, señora,
porque usted cree,
porque usted cree de verdad
que cielo, tierra y agua
son una misma cosa.
 
 
CON SUS LOCAS VIRTUDES
 
Con sus locas virtudes
llena mi vacío terrenal
 
con sus escritos
en las puertas
en los pantalones
en las medias,
 
toda una mensajería que,
a veces, me desborda;
 
ella quiere en su ausencia,
que haga cantar al bosque
que llene todos los guijarros
y que todos, danzando
pidan por su presencia.
 
 
SABIDURIA CONSTELADA
 
Sabiduría constelada,
mujer de diapasón,
cuerda tensa;
si cantas
no me huyas.
 
Yo soltaré los vidrios
que rompió la tormenta
 
             tu, cantando
              mis heridas
 
 
UNIONES
 
Nos unieron los follajes,
tu piel que no reconocía la caricia,
y esa música que se fue creando
más allá de los músicos
                  y de los mercaderes.
 
Caminatas en el día, besos en la noche
y mis dedos, siempre en la cortesía,
enredaban tus cabellos, trenzaban flores,
y te dejaban partir por las calles
entre dichosa y despreocupada,
entre esbelta y eterna,
entre bella y puntual, relámpago mío,
atardecer discreto, diurna y nocturna,
                  campana y laberinto,
Ya no hay tinieblas, hemos combatido
blasfemias, infamias y nostalgias.
Así ganamos las playas azules y el mar.
Los negros sueños fueron olvidados.
Estamos aquí, bajo jazmines y estrellas,
mojándonos, sumergidos en la lluvia,
con las puertas cerradas
 
                             y un manojo
                                      
                                  de vida o de llaves
 
                             en las manos.
 
DESAYUNO
 
Debes recostarte.
 
Has trabajado
y has parido
más de la cuenta.
 
La soledad que a veces
se incorpora a tu espalda
no es solo tuya,
es de todos.
 
Recuerda, todo pasa.
 
Mañana diremos; ¿recuerdas?
y habrá que rendir cuentas
por almas conocidas y perdidas.
 
Descansa, duerme.
 
Yo estaré a la espera
con mi amor imperfecto
        y la mesa servida
 
Reloj  
   
Publicidad  
   
Contador  
  Free counter and web stats  
Hoy habia 3 visitantes (32 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=